top of page

Glaucoma: causas, síntomas y tratamiento

Introducción:

El glaucoma es una enfermedad ocular que afecta al nervio óptico y puede provocar pérdida de visión irreversible si no se trata a tiempo. Es una de las principales causas de ceguera en México y en todo el mundo. A pesar de su gravedad, muchas personas desconocen los síntomas y factores de riesgo del glaucoma. En este artículo, te explicaremos las causas, síntomas y tratamientos del glaucoma, para que puedas proteger tus ojos y recibir tratamiento adecuado si es necesario.



Causas y factores de riesgo del glaucoma:

El glaucoma puede tener diversas causas y factores de riesgo. Algunos de los más comunes son:

  1. Presión intraocular elevada: La presión intraocular elevada es el principal factor de riesgo del glaucoma. Aunque no todas las personas con presión intraocular elevada desarrollan glaucoma, sí aumenta el riesgo.

  2. Edad: El glaucoma es más común en personas mayores de 60 años.

  3. Antecedentes familiares: Si tienes familiares cercanos con glaucoma, tienes mayor riesgo de desarrollarlo.

  4. Diabetes: Las personas con diabetes tienen mayor riesgo de desarrollar glaucoma.

Síntomas del glaucoma:

En sus etapas tempranas, el glaucoma suele ser asintomático, lo que significa que no provoca síntomas evidentes. Por ello, es importante hacerse exámenes de la vista periódicamente para detectar el glaucoma antes de que provoque síntomas. En etapas más avanzadas, el glaucoma puede provocar síntomas como:

  1. Pérdida de visión periférica: El glaucoma suele afectar la visión periférica primero, lo que puede provocar dificultad para ver objetos a los lados.

  2. Visión borrosa: En etapas avanzadas, el glaucoma puede provocar visión borrosa o neblinosa.

  3. Dolor ocular: En algunos casos, el glaucoma puede provocar dolor ocular o de cabeza.

Tratamiento del glaucoma:

El tratamiento del glaucoma depende de la causa y gravedad de la enfermedad. Algunas opciones de tratamiento incluyen:

  1. Gotas para los ojos: Las gotas para los ojos pueden ayudar a reducir la presión intraocular y prevenir daño adicional al nervio óptico.

  2. Cirugía: En algunos casos, puede ser necesario realizar cirugía para reducir la presión intraocular.

  3. Terapias láser: Las terapias láser pueden ayudar a reducir la presión intraocular y prevenir daño adicional al nervio óptico.

Conclusiones:

El glaucoma es una enfermedad ocular grave que puede provocar pérdida de visión irreversible. Es importante hacerse exámenes de la vista periódicamente para detectar el glaucoma antes de que provoque síntomas, y tomar medidas para reducir el riesgo de desarrollar glaucoma si se tienen factores de riesgo. Si se detecta el glaucoma, es importante recibir tratamiento adecuado para prevenir daño adicional al nervio óptico y preservar la visión.

En resumen, si sospechas que podrías tener glaucoma o si tienes factores de riesgo, no dudes en acudir a un oftalmólogo para hacer una evaluación completa de tu vista. Recuerda que el glaucoma puede afectar a cualquier persona, pero es especialmente común en personas mayores de 60 años y en personas con presión intraocular elevada, antecedentes familiares de glaucoma o diabetes. Al detectarlo y tratarlo a tiempo, podrás proteger tu vista y evitar la pérdida de visión irreversible.

Comentarios


bottom of page