top of page

¿Qué es la degeneración macular y cómo se puede prevenir?

La degeneración macular es una enfermedad ocular que afecta la mácula, la parte central de la retina responsable de la visión detallada y nítida. Es una de las principales causas de pérdida de visión en personas mayores de 50 años.

Existen dos tipos de degeneración macular: la seca y la húmeda. La forma seca es la más común y se produce cuando las células de la mácula se deterioran y se acumulan depósitos amarillentos conocidos como drusas. La forma húmeda es menos común, pero más grave, y se produce cuando se desarrollan nuevos vasos sanguíneos anormales que pueden filtrar líquido o sangre debajo de la retina, lo que causa una pérdida rápida y grave de la visión central.

La prevención de la degeneración macular implica un enfoque multifacético que incluye cambios en el estilo de vida, atención médica y uso de suplementos nutricionales.

En primer lugar, una dieta saludable y equilibrada es esencial para mantener la salud ocular y prevenir la degeneración macular. Los alimentos ricos en antioxidantes, como las frutas y verduras de hoja verde, pueden ayudar a reducir el riesgo de la enfermedad. Además, es importante limitar el consumo de grasas saturadas y colesterol, ya que pueden aumentar el riesgo de degeneración macular.

El ejercicio regular también puede reducir el riesgo de degeneración macular, ya que mejora la circulación sanguínea y reduce la presión arterial.



El control de enfermedades crónicas como la diabetes y la hipertensión también puede ayudar a prevenir la degeneración macular. Estas enfermedades pueden aumentar el riesgo de la enfermedad y pueden causar daño a los vasos sanguíneos que suministran sangre y nutrientes a la retina.

Finalmente, ciertos suplementos nutricionales pueden ayudar a reducir el riesgo de degeneración macular. Los estudios han demostrado que una combinación de vitaminas C, E y zinc, junto con luteína y zeaxantina, puede reducir significativamente el riesgo de progresión de la degeneración macular en personas con la forma seca.

En resumen, la degeneración macular es una enfermedad ocular grave que puede afectar significativamente la calidad de vida de quienes la padecen. Sin embargo, con algunos cambios en el estilo de vida y atención médica, se puede reducir el riesgo de la enfermedad. Una dieta saludable, ejercicio regular, control de enfermedades crónicas y el uso de suplementos nutricionales pueden ayudar a prevenir la degeneración macular. Si tiene antecedentes familiares de la enfermedad o está experimentando síntomas como visión borrosa o manchas en la visión central, consulte a su médico de inmediato para recibir un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Comments


bottom of page